Wishlist

You must be logged in to add items to your wishlist.

Restaurante Vito

Vila Madalena, São Paulo

Italia carnívora en S.P.

Cuando conocí a André Mifano, el chef del Vito, me di un susto agradable: joven, talentoso, inteligente e irreverente... un típico ejemplar de una excelente nueva “zafra” de chefs paulistanos.

La onda de Vito es su lectura italiana de ingredientes brasileños. Allí él hace todo de cero, desde el corte del animal. Hace mejillas de cerdo, una de las carnes más sabrosas que he comido en mi vida y la cosa más simple de preparar. Para quienes gustan del cerdo, es sensacional.

André toma muy en serio las hierbas, granos y otros ingredientes, pues está empeñado en usar productos exclusivamente brasileros (en su mayoría orgánicos).
El local queda en un rinconcito en la parte alta de Vila Madalena, muy íntimo. El techo es de concreto, por lo que no llega la señal de celular. ¡Así vas a tener la compañía real de quien te acompañe!

Los que van son personas de 30 a 50 años que disfrutan comer bien. Y aunque no sea precisamente muy barato, ¡dos platos y un postre no te van a matar! Sus precios son un poco más bajos que los de los grandes restaurantes de S.P., pero al mismo nivel de calidad.

Las carnes se curan ahí mismo. André estudia el tipo correcto de hongo para el proceso de cada una; usa piedras de río para preparar los hongos… así de grande es su esmero por lo que hace.

Su negocio son los embutidos: salamis y bresaolas. Tienen también el corte de carne japonés wagyu, rebanado y curado, cuello de pavo y lo que te imaginés de carne de cerdo, su especialidad. Cosas que pueden sonar no comunes, pero que son deliciosas.

Viajo highlights

El nombre del restaurante está inspirado en el mafioso ficcional Vito Andolini, más conocido como Don Corleone. La atmósfera “bandida”, además, tiene que ver con el inicio de la carrera del chef André Mifano, como él describe en el blog Destemperados: “Era underground ser cocinero, mal visto, cosa de bandido. En los EE. UU., quienes asumían el horno eran los tipos recién salidos de prisión. Por eso la cultura de tatuajes”.

Mifano se refiere a sus propios tatuajes. Él está cubierto de ellos y, sumados a su delantal camuflado, complementan muy bien su personalidad inquieta. Para él, los chefs brasileños deberían dejar de copiar a Alex Atala y encontrar su propia manera de expresar su creatividad en la cocina.

Mifano refers to its own tattoos. He’s covered in them; that and his camouflage apron make for a great accompaniment of his edgy personality. For him, Brazilian chefs should stop trying to imitate Alex Atala and find their own way of expressing their creativity in the kitchen.

Restaurante Vito
R. Isabel de Castela, 529,
Vila Madalena,
São Paulo,
S.P. 05445-010
Patrick Assumpção Empresario, 48

More from Patrick

Un santuario de plantas

Plantarum, Distrito Industrial 2

Find out more about Plantarum…

Otro nível de asado

Sta. Bárbara Carnes, Morumbi

Find out more about Sta. Bárbara Carnes…

Comida transformadora

Maní, Jardim Paulistano

Find out more about Maní…

Unidos por la raíz del samba

Traço de União, Pinheiros

Find out more about Traço de União…

Un bar de las antiguas

Paribar, República

Find out more about Paribar…

Un cabarezito en S.P

Casa de Francisca, Jardim Paulista

Find out more about Casa de Francisca…